Imagen del Govern, este jueves en Bellver. | T. Ayuga

42

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha mostrado, este jueves, su intención de reeditar el Pacte con Més per Mallorca y Unidas Podemos, en el caso de ganar las próximas elecciones: «Claro que sí. Mi idea es que lo que funciona, no se toque».

A preguntas de periodistas durante la rueda de prensa posterior al encuentro con los consellers, en el Castillo de Bellver, para analizar los años de Govern progresista desde la anterior legislatura, Armengol ha subrayado que han escenificado siete años «de paz social, de compromiso y de capacidad de diálogo».

Noticias relacionadas

«Este Govern funciona. En esta legislatura ha habido mucha dificultad con la pandemia», ha reconocido, pero ha recalcado que les apasionará «seguir gobernando» Baleares: «Es una prueba de éxito».

ntes de las declaraciones de Armengol, tanto el vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, y la consellera de Asuntos Sociales y Deportes, Fina Santiago, han ensalzado el trabajo realizado desde el Pacte de Govern. En concreto, Yllanes ha confiado en que la fotografía de este jueves en el Castillo de Bellver sea «la de la próxima legislatura». Igualmente, Santiago ha valorado el Pacte de Govern porque «son más representativos». «Es difícil pensar que un Govern que lo forme un único partido, sea representativo de la ciudadanía», ha afirmado. Para Santiago, este tipo de gobernanza «obliga a dialogar». «Uno de los éxitos de este Pacte es que nos obliga a dialogar internamente pero también a nivel externo. Hemos demostrado que el Pacte y la izquierda saben gestionar», ha dicho.

Con todo, la presidenta del Govern ha destacado la «capacidad de diálogo» de sus socios: «Es el valor más importante, el dialogar más allá de nuestras formaciones políticas y la capacidad de consensuar con aquellos que piensan diferente. Por eso hemos llegado a acuerdos». «La gestión es de rigor, de eficiencia, de solidez y no sólo en el presente, sino planificando para el futuro. Esta visión estratégica de la izquierda, de saber dónde llegar hasta 2030, es lo que nos apasiona para seguir gobernando estas islas», ha terminado.