Imagen de archivo de alumnos de FP.

0

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un paquete de 39,2 millones de euros para impulsar la Formación Profesional (FP) en las Islas Baleares, ha informado la Delegación del Gobierno en las Islas Baleares. Por un lado, el Gobierno ha dado luz verde a la distribución de 18,7 millones de euros en Baleares para la modernización de la FP a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) También se ha aprobado otra inversión de 20,4 millones de euros para el archipiélago dirigida a la formación profesional de trabajadores, ocupados y desempleados durante este año.

Además, el Ministerio de Educación y Formación Profesional dedica 3,5 millones a la creación de nuevas plazas de FP para el curso 2022-2023 en Baleares, que se sumarán a las que la comunidad autónoma genere con sus propios fondos. El Gobierno también contempla fondos a la conversión de ciclos de grado medio, grado superior y cursos de especialización. En concreto, Baleares recibirá 3,4 millones. Otro de los ejes de actuación del Plan de Modernización es la conversión de aulas en espacios de tecnología aplicada, para lo que el archipiélago recibirá 399.300 euros. El MEFP también asigna este año 205.000 euros a las islas para la creación de aulas de emprendimiento, potenciando así los recursos para que los estudiantes impulsen sus propios proyectos empresariales y facilitándoles los medios y una orientación profesional que les ayude a alcanzar sus objetivos.

La distribución entre las comunidades autónomas se lleva a cabo a través de un Programa de Cooperación Territorial Extraordinario, de acuerdo a diversos criterios relacionados con la población activa, la dispersión geográfica, el número de empresas o el perfil demográfico, entre otros. Estos fondos serán sometidos a aprobación definitiva en la próxima Conferencia Sectorial de Educación. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes una inversión de 1.238 millones de euros para modernizar la Formación Profesional (FP) en España, destinada a la formación de profesorado, aumentar el número de plazas y mejorar las aulas de emprendimiento e internacionalización. Entre los objetivos de esta inyección adicional al presupuesto de la FP, están el de ayudar al profesorado a aprender las nuevas habilidades que requieren las demandas de empleo del siglo XXI, a través de acciones de formación para el empleo de trabajadores y empresas, con una dotación de 864 millones de euros.

Además, se destinarán casi 400 millones de euros a financiar el Plan de Modernización de la Formación Profesional, para aumentar el número de plazas, mejorar las aulas de emprendimiento de los centros de Formación Profesional o la internacionalización de los alumnos, según explican desde el Ministerio de Educación. La Formación Profesional cuenta desde el pasado mes de marzo con un nuevo marco normativo y una inversión prevista en los próximos años de 5.500 millones de euros. La nueva ley de FP está destinada no solo a los estudiantes sino a los trabajadores y desempleados de cualquier edad que deseen seguir formándose y acreditar formalmente su experiencia profesional. Además de intentar reducir el alto desempleo juvenil, también incluye entre sus objetivos facilitar que los adultos se puedan reciclar, certificar sus competencias y ajustarlas a las demandas del mercado laboral.