Carolina Darias este viernes ante los medios. | M. À. Cañellas

45

España y, aunque a otro ritmo también Baleares, habrían doblegado ya el pico de contagios de la sexta ola. Así lo ha advertido la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante una visita a las nuevas UCI de Son Llàtzer. «Día a día los datos consolidan la bajada, no sólo de la incidencia acumulada, también de las hospitalizaciones y de las UCI», ha señalado. «Los datos apuntan que se hemos doblegado la curva». La comparativa sin embargo no es tan ajustada en Baleares donde sí se produce un ligero descenso de incidencia acumulada que todavía no ha tenido sus efectos en los ingresos hospitalarios y en las camas de críticos, cuya ocupación sigue en riesgo muy alto.

Darias ha comparado además la sexta ola de la pandemia con la tercera, que se produjo hace ahora un año y que fue la más grave de las vividas. «Hemos multiplicado por siete la incidencia pero los datos de gravedad son mucho menores», ha advertido. Los factores son el alto índice de vacunación de la población por un lado, y la aparición de la nueva cepa ómicron que, aunque es más contagiosa, también se ha mostrado más leve.

Ante el nuevo escenario que plantea la bajada de transmisión de la sexta ola, pese a que «falta ver a qué ritmo se producirá», España ya trabaja en la transición de pandemia a endemia o lo que se ha llamado: gripalizar la COVID. «Habrá que trabajar hacia una nueva vigilancia por objetivos y de más calidad».