Los positivos podrán gestionarse la baja desde casa a través de una nueva herramienta. | M. À. Cañellas

4

La directora asistencial del IB-Salut, Eugenia Carandell, ha presentado este viernes la nueva web para la autogestión de las bajas laborales por COVID que, desde las 17.00 horas de este viernes, ya está a disposición de los usuarios. Se trata de una nueva herramienta que quiere dar salida al grueso de positivos diarios a los que se enfrenta el sistema, que no necesitan atención sanitaria, pero sí acreditar frente a su empleador una baja médica de al menos siete días, por el obligado aislamiento decretado por salud pública.

Las bajas se generarán de forma automática, tras una cita virtual. Quien se la solicite debe especificar dónde se hizo la prueba que resultó positiva y recibirá un mail al instante con la baja laboral, que ya le servirá a la empresa y, posteriormente, también recibirá un SMS. «El ciudadano ya no tendrá que ir ni all centro de salud, ni al médico, ni a la empresa a mostrar nada», explica Carandell.

Las bajas tendrán efecto desde el día en que se haya hecho la prueba positiva y durarán siete días. Es decir, con la baja se generará también el alta. Pero ¿qué pasa con quien necesite alargarla? Si persisten los síntomas o la explicación es comprensible para el sistema de salud, quien necesite más días de aislamiento tendrá un teléfono con el que contactar con un médico y que éste se lo autorice.

En la misma web, que ya está en marcha para aspectos como el autorrastreo o la petición de una prueba diagnóstica, también se explica que, desde el próximo lunes, se amplía la capacidad de diagnóstico del Servei gracias a la colaboración de las farmacias adheridas a una plataforma. Quien quiera hacerse una prueba de antígenos que admita al sistema de salud para pedir una baja laboral podrá, o bien solicitarla a través de la web y acudir a los lugares indicados, o bien acudir a una de las 160 farmacias que se han sumado a este sistema y cuyo listado estará en la web.

Desde el inicio de la pandemia, el servicio de Inspección Médica del IB-Salut es el encargado de gestionar las bajas por COVID. Si bien hasta ahora era el mismo personal sanitario quien, a través de Infocovid, las acreditaba y reenviaba la información del positivo, ahora bastará que lo haga el mismo paciente a través de esta web. Le medida permitirá aligerar esta línea telefónica que podrá volver a centrarse en atender a los pacientes más vulnerables de esta nueva enfermedad. Por otra parte, el servicio de Inspección Médica que se ha visto reforzado con ocho facultativos ya jubilados, dará salida a las cerca de 12.000 peticiones de baja que siguen en un limbo tras la explosión de contagios de Navidad y a los nuevas peticiones diarias.