La vacunación ayuda a prevenir los efectos graves de la COVID.  | Sergio Cañizares

8

«En las últimas tres semanas han subido claramente las hospitalizaciones de pacientes en edad infantil que van desde los pocos días hasta los 15 o 16 años», reconoce el doctor Joan Figuerola, jefe de pediatría Son Espases. La causa son las «enfermedades que provoca la COVID, que no habíamos tenido con esta frecuencia», explica el experto, quien señala afectaciones respiratorias y neumonías. Este jueves en el hospital de referencia había dos pacientes en UCI de 12 y 15 años respectivamente y otros diez hospitalizados en planta. «Tenemos neumonías bilaterales que no habíamos visto antes, o no eran tan graves, con la placa de tórax afectada».

Para tener una idea de la evolución en estos pacientes jóvenes, «en toda la pandemia habíamos tenido cerca de 25 ingresos y hace tres semanas ya eran diez», añade Figuerola. Se sabía que con la campaña de vacunación entre los mayores de 12 años, el virus afectaría en mayor medida a los niños, «sólo quedaban ellos y parece que es lo que ha pasado». De ahí la importancia de que también ahora se vacune a la franja de entre 5 y 11 porque ya se sabe que los sueros aprobados rebajan la gravedad de la enfermedad.

Ayer Balears notificó otros 4.103 nuevos positivos y en estos momentos hay 53.147 personas pasando la COVID. Sin embargo sólo el 0,75 % lo hace de forma grave, es decir, requiere hospitalización. Hay 403 personas ingresadas, de las que 83 ocupan una cama de críticos. La incidencia acumulada a 14 días se sitúa en los 2.815,4 casos por 100.000 habitantes y «en nuestra comunidad todavía no se nota una frenada como en otras», advirtió la consellera de Salut, Patricia Gómez.