En las recepciones de los hoteles, los turistas no presentan ninguna queja.

4

El Govern avisa de que no tolerará el más mínimo truco para que los restaurantes se salten la exigencia de solicitar el certificado COVID, a la vista de algunas maniobras que ya se han detectado este fin de semana para saltarse esta exigencia. El Ejecutivo ya tiene constancia de las primeras actas de infracción en las que se les abre un expediente porque algunos restauradores han eliminado mesas de sus establecimientos para estar por debajo de esos 50 comensales que marca la norma del Govern.

La consellera de Presidència, Mercedes Garrido, avisa de que varios establecimientos tratan de reducir el aforo sin estar autorizados a ello. Señala que el aforo es el que marca la licencia y es la cifra que se debe respetar a la hora de exigir o no la presentación del certificado COVID. «No vale quitar mesas para tener menos aforo y no cumplir la norma», advierte la consellera, que es la encargada de velar por el cumplimiento de esta medida y de imponer multas, que pueden llegar a los 600.000 euros, en caso de que haya infracciones.

Noticias relacionadas

El Govern recuerda que los restauradores saben perfectamente qué aforo legal tiene cada establecimiento porque durante meses ha sido uno de los elementos clave para tener controlada la pandemia. Si los aforos servían antes para medir cuántas personas estaban en el local, ahora también sirven para determinar si los locales están obligados o no a pedir la documentación. La consellera añadió que el Govern no se plantea por ahora ampliar la exigencia del certificado COVID a los bares e insistió en que nunca estuvo en los planes del Ejecutivo plantear esta exigencia. En cualquier caso, también precisó que todo dependerá de la evolución de la pandemia y del posible aumento de los contagios. «Si vemos que la incidencia se dispara, se estudiarán otras medidas, como se ha hecho desde que comenzó la pandemia», señaló la consellera de Presidència.

Todos los turistas que se alojen en los hoteles de Balears en régimen de desayuno, media y pensión completa deben presentar en la recepción el pasaporte COVID, para así poder acceder a los restaurantes de los establecimientos que tengan una capacidad superior a 50 personas. Los residentes que quieran acceder a los restaurantes también deberán presentar el certificado sanitario por el mismo motivo, según indican fuentes de la Conselleria de Turisme i Treball.

«Los huéspedes de los hoteles deberán presentar el certificado COVID cada vez que accedan a los servicios de comedor y restauración del establecimiento turístico Al cliente no le realizarán el registro de esta información en el proceso del check-in de los huéspedes en el establecimiento turístico, solo al acceder a los servicios citados anteriormente», puntualizaron ayer desde Turisme. Touroperadores y hoteleros, pese a esta recomendación del Govern, están optando por requerir en el chek-in el certificado «para así evitarles luego molestias, porque lo lógico es que se les pida el QR de la doble vacunación cuando lleguen y con el número de habitación asignada pueda entrar en los restaurantes comunicando solo el número de la misma», indicaron ayer hoteleros de las Islas. Los touroperadores extranjeros ya han comunicado a sus clientes este requisito, de ahí que cuando llegan al hotel cuentan con toda la información.