El Govern ha empezado a inocular la tercera dosis al personal sanitario. Confía en que esta nueva campaña haga que algunos de los no vacunados lo hagan. | Carlos Barba

59

La Conselleria de Salut tiene sobre la mesa una petición de los gerentes de los hospitales para que se exija una PCR negativa para ir al puesto de trabajo a los profesionales esenciales de la sanidad que aún no se han vacunado pese a estar en la primera línea de la pandemia. Hay medio millar de trabajadores sanitarios que no se han puesto vacunas a pesar de que ven en primera persona los estragos que causa la enfermedad entre las personas no vacunadas.

La Conselleria de Salut reflexiona ahora sobre si acepta esta petición con el fin de que los hospitales y centros de salud sean espacios seguros en los que no entra el coronavirus. La presencia de sanitarios no vacunados impide que se cumpla esta premisa y además supone un riesgo de contagio tanto para sí mismos como para los pacientes a los que tienen en tratamiento.

Según los datos facilitados hace un par de semanas por el Govern, en Balears hay 520 profesionales sanitarios que están en primera línea de la lucha contra la COVID que no se ha inoculado ninguna de las dos dosis de la vacuna. El Govern ha comenzado el proceso de administración de la tercera dosis entre este personal y confía en que esta nueva campaña haga que se vacunen algunos de los profesionales que hasta ahora han sido reticentes.

La petición de los gerentes que estudia la Conselleria tiene un problema:el Govern no puede obligar a nadie a hacerse una prueba PCR para ir a su puesto de trabajo. Esta limitación hará que el Ejecutivo se vea obligado a solicitar    permiso al Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears (TSJIB) para hacerlo en caso de que finalmente decida poner en marcha esta medida. De ser así, en el Govern están convencidos de que lograrán el aval de los jueces para exigir la PCRa los sanitarios. De hecho, hasta este momento    prácticamente todas las limitaciones de derechos fundamentales que se han aprobado han contado con el visto bueno del TSJIB.