La retribución salarial es solo uno de los 36 aspectos que tiene en consideración este estudio. | ARCHIVO

1

El Consell Econòmic i Social (CES) ha presentado una foto fija de Balears en 2020 con «efectos devastadores» en la economía provocados por el covid. La Memòria sobre l’economia, el treball i la societat 2020 cuenta con más de 900 páginas. Uno de los aspectos que más llama la atención es el buen resultado de Balears en calidad del empleo. En concreto, las Islas son la tercera mejor comunidad en el Índice de Calidad del Trabajo, un indicador sintético que resume información sobre retribuciones salariales, seguridad en el trabajo y condiciones laborales. El Consell Econòmic i Social creó el Índice de Calidad en 2004 a partir de la metodología definida en un estudio del mismo CES y que desde entonces se ha cambiado en 2008 y 2019.

La comunidad autónoma con un mayor Índice de Calidad del Trabajo es el País Vasco. Desde 2009, y en todos los años desde entonces para los que se mide este indicador -2011, 2014, 2018, 2019 y 2020- ha quedado la primera. Mientras que la segunda mejor comunidad en términos de calidad del empleo es Navarra. Madrid ocupa la cuarta posición y Catalunya, la quinta. Por otra parte, las comunidades peor situadas en el ranking del Índice de Calidad del Trabajo son Extremadura -decimoséptima-, Andalucía -decimosexta-, Comunitat Valenciana -decimoquinta-, Castilla-La Mancha -decimocuarta- y Canarias -decimotercera-.

Las retribuciones salariales son el factor más relevante de la calidad del trabajo y pondera un 51%. El resto de subíndices pesa un 7% cada uno y son seguridad, modalidades laborales, condiciones de trabajo, siniestralidad, conciliación, formación y promoción y género. Aplicando estas ponderaciones Balears se sitúa en una posición aventajada. En 2019 las Islas consiguieron mejorar su resultado hasta el tercer puesto, que han mantenido en 2020, a pesar de la debacle en el mercado laboral sufrida por la pandemia. Se trata de un avance «muy significativo», se indica en la Memòria, ya que los resultados de años anteriores dejaban el Archipiélago entre la cuarta y la sexta posición.

POR DIMENSIONES. En concreto, en la dimensión de retribuciones salariales, Balears es la tercera. Está compuesta por tres variables. Balears es octava en ganancia salarial media anual. En cambio, es la primera en porcentaje de hogares con baja intensidad del trabajo y primera en desigualdad salarial. En la dimensión de seguridad del trabajo se contabilizan dos subíndices: seguridad, donde Balears está en el segundo puesto, y modalidades laborales, en la que está decimocuarta. En el subíndice de seguridad se contabiliza que Balears es la última tanto en porcentaje de ocupados que buscan otro trabajo por inseguridad en el actual, como en peso de los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo. Y, al contrario, ocupan el primer puesto en riesgo de quedar-se en paro, en tasa neta de cobertura de prestaciones de paro y en tasa de cobertura de los convenios colectivos. En cuanto al subíndice de modalidades laborales, Balears es la peor comunidad en lo que respecta al peso de los contratos fijos discontinuos, penúltima en subocupación -ocupados que quieren trabajar más horas- y penúltima en tasa de parcialidad. Es la mejor en porcentaje de temporales involuntarios, quinta en tasa de temporalidad y séptima en porcentaje de parciales involuntarios.

Ranking por comunidades del Índice de Calidad del Empleo.
Ranking por comunidades del Índice de Calidad del Empleo. Fuente: CES

En la dimensión de condiciones laborales, Balears es segunda. Está formada por cinco subíndices. En el subíndice de condiciones de trabajo, Balears es segunda. Por variables, es décima en porcentaje de ocupados que buscan otro trabajo para mejorar el actual y undécima en desajuste de calificaciones. También es primera en autonomía en el puesto de trabajo y en horas extra por trabajador, y octava en porcentaje de ocupados que trabajan más de 40 horas semanales.

Las Islas son la cuarta comunidad con una mejor posición en el subíndice de siniestralidad. Esto, a pesar de que es decimoquinta en incidencia de accidentes laborales con baja. Por contra, es la primera en gravedad de incidentes con baja y la tercera en incidencia de enfermedades profesionales. En conciliación, Balears ocupa la sexta posición de 17. Se estudian cuatro variables: porcentaje de ocupados que trabajan en sábado, domingo, última hora de la tarde o noche, donde es tecera; ocupados que trabajan en su domicilio, donde es cuarta; ocupados que trabajan en jornada continua, también cuarta, y tasa de parcialidad voluntaria, donde Balears es decimosexta.

Las Islas están en séptima posición en el apartado de formación y promoción. En concreto, son terceras en ocupados que cursa algún tipo de formación relacionada con la ocupación, sextas en porcentaje de ocupados que cursan estudios y novenas en participación empresarial en la formación. Finalmente, en el subíndice de género, el Archipiélago también ocupa la séptima posición. Se estudian siete variables. Balears es la segunda en brecha salarial de género y en la ratio mujer/hombre de parcialidad involuntaria. Es tercera en desajuste de calificaciones entre la mujer y el hombre, y cuarta en la ratio mujer/hombre de porcentaje de ocupados que trabajan en el domicilio. Balears se sitúa decimoquinta en la diferencia de género en el porcentaje de ocupados que cursan estudios, decimosexta en la diferencia en el riesgo de quedarse en paro, y decimoséptima en la diferencia en la tasa de temporalidad involuntaria.

La metodología de este informe se centra en aspectos más específicos de calidad de ocupación y deja al margen indicadores cuantitativos. Es por ello que el CES señala que los antiguos resultados del Índice de Calidad del Empleo no son comparables con los nuevos. «Los resultados del índice de calidad del empleo de 2020 suponen una continuación de la buena tendencia conseguida en 2019 en los tres escenarios acordados y siguiendo las ponderaciones establecidas», menciona. «Se puede comprobar cómo la posición relativa de Balears en comparación con el rsto de comunidades se consolida como una de las mejores. Así, el País Vasco y Navarra, junto con Balears, se ratifican como las regiones con mayor calidad del empleo en 2020», certifica la Memòria.

OTROS ESCENARIOS. Y el resultado de Balears todavía es mejor si se plantea un escenario social o de estabilidad, que consiste en dar otra ponderación a los diferentes factores en estudio. En ambos casos, Balears sale como la segunda comunidad con mayor calidad del empleo. El escenario social otorga un peso superior a los indicadores de conciliación y género, mientras que en el de estabilidad se consideran más relevantes las variables relacionadas con la seguridad en el puesto de trabajo y las modalidades laborales. De esta forma, estos subíndices pasan a contar un 11% en lugar de un 7%, y las retribuciones salariales solo ponderan un 43% en lugar del 51%. La Memòria constata también una caída del PIB del 23,3% en Balears en 2020, una caída del 87% en la llegada de turistas, 26.385 operaciones de crédito avaladas por el ICO por un total de 3.467,7 millones de euros y una deuda pública sobre el PIB del 29,5%.