Samantha Hudson, en una foto de Instagram.

W
7

Polémica, anécdotas y discursos rievindicativos en los Premios Ídolo. El mayor evento que premia a los creadores de contenido en España llegó este jueves por la noche a Madrid de la mano de Dulceida. Entre las 20 nominaciones que reconocen el trabajo de los y las influencers hubo una que fue especialmente emotiva. La artista Samatha Hudson fue la encargada de dar el galardón en la categoría Conciencia Social a Henar Álvarez, locutora y humorista de Somos Estupendas, una plataforma en el que se encuentra información sobre salud mental. Además es un espacio en el que se proporciona atención psicológica.

Noticias relacionadas

Antes de desvelar el nombre de la ganadora por su implicación social, la artista mallorquina ha querido aprovechar su protagonismo para hablar de la salud mental y los mensajes de odio y el hate en redes sociales: «Tengo una sensación de que a veces se reduce todo a un simulacro de lo que creemos que es la salud mental. Se habla tanto a la ligera de la psicología y la psiquiatría que, en ocasiones, quedan desprovistas de su significado. Es como si la gente hubiera pactado hablar de trastornos o criticar a una chica por hacer unos vídeos». La cantante se refería a Marina Rivers, una influencer que expuso el acoso que sufre diariamente por simplemente hacer vídeos. En esta última semana la joven desveló que se están compartiendo imágenes falsas con su cara y de alto contenido sexual.

Samantha Hudson denunció que se continúa estigmatizando a las «personas neurodivergentes por no amoldarse a un canon estandarizado». También quiso hacer hincapié en el machismo de algunas expresiones que se siguen diciendo como 'las mujeres son unas locas e histéricas': «la gente parece tolerar a las locas siempre y cuando no lo parezcan». Y continuó: «Tenemos derecho a no cumplir con lo que se espera de nosotras, a ser bochornosas, porque la vergüenza hay que darla. Defender la salud mental también implica darle a la gente la oportunidad de habitar sus emociones y su dolor sin la necesidad de ponerse una máscara». Un discurso muy aplaudido en la gala por los allí presentes y también en casa. Numerosos tuits se hicieron eco del reivindicativo discurso de la artista mallorquina y agradecen su voz para visibilizar este problema.