Imagen del correo electrónico de la estafa.

Hacerse pasar por una empresa de confianza mediante correo electrónico es de los métodos más utilizados por los ciberestafadores, conocido como phishing. Esto es, precisamente, lo que ha ocurrido con Mercadona. La propia compañía ha alertado de que está circulando un email que promete una tarjeta de regalo de 500 euros. Aunque con un léxico extraño que hace saltar las alarmas, el mensaje contiene elementos visuales como la fotografía de un supermercado de la empresa o su logotipo, por lo que algunas personas pueden ser propensas a caer en el engaño.

De clicar en el enlace, presumiblemente los timadores adquieren datos e información sensible del usuario, para usos desconocidos, según ha informado la empresa de Juan Roig. Todo apunta a que son muchos los afectados, ya que tras el anuncio de Mercadona en redes sociales, se han sucedido bastantes de reacciones de usuarios a quienes les había llegado el correo.

Medidas de seguridad

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) promulga una serie de elementos a los que fijarse para detectar estafas parecidas y evitar posibles perjuicios como aprovechamiento de datos personales o robo de identidad y/o dinero:

  • Comprueba que el nombre del remitente es conocido y que la dirección de correo electrónico es legítima. Para ello comprueba que el dominio (texto que se encuentra a la derecha de la arroba "@") se corresponde con la empresa de la que dice provenir.

  • Desconfía cuando se use un lenguaje con errores de ortografía, concordancia o redacción. Estos ciberdelincuentes suelen usar traductores automáticos.

  • Pasa el ratón por encima de cualquier enlace o link que contenga el email. Normalmente aparecerá en una pequeña ventanita la dirección URL "real" a la que dirige ese link. Si no coincide con la que aparece en el email o usted cree que no se corresponde con la del sitio que reprenseta, probablemente se trate de phishing.

  • Si el contenido del mensaje te parece sospechoso probablemente lo sea (o bien phishing o bien un virus). Nos referimos a premios de sorteos en los que no participó, ofertas de trabajo para las que no aplicó, multas que debe pagar que no le constan, avisos importantes de empresas con las que no tiene contratado ningún servicio... También ten cuidado con los correos amenazantes: bloqueo de cuentas, deudas e inclusive amenazas legales son los que a los hackers les gusta usar. Revisa estos correos dos veces antes de actuar.