Las bases de ERC han avalado con un 96,7% de los votos su hoja de ruta para los próximos cuatro años, que incluye la propuesta de un acuerdo claridad sobre un referéndum pactado con una participación mínima del 50% y un umbral del 55% a favor del 'sí' para declarar la independencia.

Con 7 votos en contra, 11 abstenciones y 632 votos a favor, la militancia ha avalado la ponencia política de ERC, titulada 'La vía democrática del referéndum', en el 29 Congreso de la formación este sábado en Lleida.

El modelo que recoge el documento se inspira en referéndums de independencia del Quebec, Escocia y Montenegro; la referencia a este último país se ha mantenido en la ponencia, tras quedar rechazada en el congreso una enmienda que pedía retirarla.

La propuesta de ERC para el referéndum plantea que puedan votar todos los mayores de 16 años y residentes con derecho a votar en el Parlament, e insta a iniciar una negociación para proclamar un Estado independiente si hay una victoria a favor del sí -antes de las enmiendas transaccionadas, aludía a una victoria "clara" del sí-.

Tras las transacciones, la ponencia especifica que la respuesta a la pregunta para el referéndum deberá ser 'Sí-No', refuerza el peso de la mediación internacional y precisa que el acuerdo de claridad es la vía "principal" para la independencia -no la única-.

Desde mediados de diciembre, ERC ha recibido unas 270 enmiendas de la militancia que se han debatido en congresos territoriales y asambleas sectoriales: unas 130 han superado el debate y se han aceptado, bien en la versión propuesta por los afiliados o bien en un redactado transaccionado.

Al plenario han llegado vivas dos enmiendas: la que pedía eliminar la referencia a Montenegro ha decaído, mientras que la otra, sobre la "estrategia de refuerzo del republicanismo en los distintos territorios", ha sido transaccionada minutos antes del debate.

Las bases también han avalado la estrategia de negociación de ERC con el Gobierno en la mesa del diálogo, una fórmula que han defendido el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, el líder del partido, Oriol Junqueras, y la secretaria general, Marta Rovira.

Imbricar estrategias

La ponencia de ERC defiende "imbricar estrategias con la izquierda española con las otras naciones sin estado del Estado, y muy especialmente con las organizaciones soberanistas del resto de los 'Països Catalans'", una enmienda que ha sido incorporada a partir de aportaciones de la militancia.

"Imbricar estrategias con la izquierda española con las otras naciones sin estado del Estado, y muy especialmente con las organizaciones soberanistas del resto de los 'Països Catalans'"

Ante las bases, Aragonès, Junqueras y Rovira han apelado a ensanchar mayorías en favor de la independencia como estrategia para sumar apoyos, y han tendido la mano al resto del independentismo -en especial, a Junts- para que se sumen a su propuesta: "No vemos otro camino", ha advertido Junqueras.

Rovira ha lamentado las críticas a ERC tras haber logrado la "proeza" de sentar al Gobierno en la mesa de diálogo y reconocer un conflicto político en Catalunya, algo que a su juicio hubieran podido hacer otras formaciones con peso para condicionar la política en el Congreso y que, sin embargo, no hicieron.

La secretaria general también ha llamado a recuperar espacios de debate dentro del independentismo "sin tutelas", y ha sostenido que las últimas movilizaciones del independentismo en la calle no han tenido un carácter inclusivo, en sus palabras.

En una semana clave por los presupuestos

Los dirigentes republicanos también han defendido su posición en la negociación de los Presupuestos de la Generalitat: Aragonès -ovacionado por las bases- ha agradecido a su partido la "madurez y la empatía" con la decisión de ceder a la petición del PSC de ejecutar la B-40, un proyecto al que ERC siempre se había opuesto.

De hecho, la propia ponencia política recoge en el bloque sobre medioambiente "proyectos anacrónicos" el Cuarto Cinturón en la B-40 del Vallès (Barcelona) y la ampliación del Aeropuerto de Barcelona que planteó Aena, dos condiciones del PSC para apoyar las cuentas.

Fuentes presentes en el debate de la ponencia han explicado que uno de los militantes ha intervenido para defender, en clave ecologista, que la B-40 no debe ser "moneda de cambio" en la negociación de los Presupuestos.

En su discurso, la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha defendido las decisiones complejas que ha tomado ERC por responsabilidad con los Presupuestos, en sus palabras, y ha reivindicado ir con la "cabeza bien alta" ante lo que ha descrito como una lección de generosidad.

Municipalismo

En clave local, el congreso ha dado el pistoletazo de salida a la precampaña por las municipales en Catalunya, escenificando un frente común de alcaldes, concejales y candidatos abanderado por el candidato de ERC a la Alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall.

Maragall ha erigido a ERC como fuerza de izquierdas ante el PSC, al que sitúa en la derecha, y ante los 'comuns', a los que ha afeado su "dogmatismo", y ha defendido su candidatura frente a aquellos que construyen proyectos para recuperar partidos, en alusión velada al candidato de Junts, Xavier Trias.