La ministra Pilar Llop, en Palma.

La nueva ciudad de la Justicia de Palma se erigirá sobre un solar de Son Pardo. El Ministerio de Justicia y la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) han alcanzado un acuerdo para la compraventa de tres parcelas de 220.068 metros cuadrados que tienen un valor de 4,7 millones de euros. Los terrenos, que se encuentran cerca del centro penitenciario de Palma, serán adquiridos durante el primer trimestre del año 2023. «La idea es concentrar las sedes judiciales que actualmente se encuentran dispersas», explicó ayer la ministra de Justicia, Pilar Llop, en una rueda de prensa celebrada en el Ajuntament acompañada por el alcalde, José Hila, y la concejala de Urbanisme, Neus Truyol.

Llop explicó que habrá un concurso de ideas para desarrollar un proyecto «vanguardista» con «zonas verdes, amigables y sostenibles». Lo prioritario para la ministra es que sea una sede judicial «digna, eficiente y sostenible», que proteja los derechos de los ciudadanos y garantice los derechos fundamentales de acceso a la tutela judicial efectiva. La adquisición de los terrenos, junto a las piscinas de Son Hugo y detrás de Son Pardo, «es una grandísima noticia para la ciudad», según Llop, que aseguró que los han encontrado en tiempo récord y que responden a una deuda que tenía el Ministerio de Justicia con la ciudadanía y los profesionales de la Justicia. «Nunca se ha hecho tanto en tan poco tiempo en materia de Justicia en Balears», aseguró.

El Ministerio de Justicia, con la compra a la Sareb, pasa a tener la propiedad del 83,6 por ciento del total. El suelo tiene una edificabilidad de unos 50.000 metros cuadrados para uso administrativo y unos 12.000 m2 para uso residencial. La titular de Justicia agradeció al presidente del Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears (TSJIB), Carlos Gómez, y al alcalde el impulso para construir la nueva ciudad de la Justicia. El campus presentará un programa conformado por los juzgados de jurisdicción civil, registros civiles, juzgados de menores, Fiscalía, Instituto de Medicina Legal, la Gerencia Territorial de Justicia y la Abogacía del Estado.

Una de las incógnitas que deben despejarse en las próximas fechas es el posible traslado a la nueva ciudad de la Justicia de los juzgados de lo Penal y la Audiencia Provincial. En este sentido, fuentes consultadas por este diario apuntaron a que «el proyecto aún no está definido, aunque entra dentro de los planes del Ministerio». A esta adquisición de las parcelas le seguirá el desarrollo urbanístico que permitirá, finalmente, construir un nuevo centro judicial. La ministra Pilar Llop aseveró que estará totalmente adaptado al estándar de sostenibilidad que se ha aprobado en cogobernanza con las comunidades autónomas.

«La presidenta Francina Armengol se ha interesado mucho por el proyecto. La ubicación de la ciudad de la Justicia va a modernizar y dinamizar toda esa zona y el Govern tendrá un papel protagonista respecto a los transportes públicos, como el tranvía que pasará por allí», apuntó Llop. La ministra también informó sobre otras mejoras judiciales como son la creación de dos nuevos juzgados que se ubicarán en sa Gerreria (Palma) y una plaza en la Audiencia Provincial de les Illes Balears. «Hoy traemos una cartera ministerial llena de proyectos para la ciudad, que van a mejorar algo fundamental que es el derecho a la Justicia a través de infraestructuras judiciales», manifestó.

El acuerdo entre el Ministerio de Justicia y la Sareb permitirá dotar de un uso social a estos terrenos. La ministra, durante una visita a Balears, se percató de que había un territorio «superpoblado» con una falta de espacio «muy importante». «Ofrecí mi compromiso para buscar una solución porque ante esta situación los ciudadanos deben ir peregrinando de unas sedes a otras. Ese mismo día llamé al alcalde de Palma para plantearle una solución». Ayer, a través de Twitter, Llop publicó que la nueva sede judicial de Palma «es un proyecto valiente y un hito que supondrá una gran mejora del servicio público de Justicia».

Hila, por su parte, comentó que encontrar un espacio que contara con los requisitos no era fácil. El lugar en el que se levantará la nueva sede judicial está «muy bien comunicado», al lado de la vía de cintura, y conectado con el futuro tranvía de la ciudad. «El presidente del Tribunal Superior de Justicia nos pidió colaborar y ha surgido esta oportunidad, que es fantástica, y seguiremos trabajando». Hila agradeció a Llop su intervención: «Gracias por invertir en Palma y hacerlo en Justicia». La concejala Neus Truyol señaló que el modelo de ciudad del Nuevo Plan General de Palma define 10 áreas de nueva centralidad urbana para los próximos 20 años, entre los que destaca el ámbito de Son Pardo.