Reunión de la asamblea celebrada en Palma. | Jaume Morey

La Asamblea General de la asociación judicial Francisco de Vitoria (AJFV) ha exigido este jueves en Palma la dimisión de la ministra Irene Montero por declarar que «jueces machistas, deliberadamente, están beneficiando a personas condenadas por la comisión de delitos contra la libertad sexual».

La reacción de la AJFV, la segunda organización en importancia, que ha reunido estos días en Palma a más de 300 magistrados de toda España, se produce al día siguiente de las declaraciones de la ministra Montero, a la que le «atribuye una aplicación torticera de la Ley en el ejercicio de sus funciones a los miembros de la Carrera Judicial». La AFJV está integrada por 874 jueces y magistrados en activo en todas las categorías.

Entre las distintas peticiones de dimisión, como la de la presidenta de Madrid Isabel Díaz Ayuso o la petición de reprobación de Vox, la cúpula de Podemos se mantiene fiel a su ministra y ha reafirmado su respaldo a la responsable de Igualdad, afirmando que la 'ley del solo sí es sí' no es el problema, sino el «sesgo machista» que impera en algunos jueces a la hora de interpretarla al revisar a la baja las penas de violadores o agresores sexuales.

A su vez, el exvicepresidente Pablo Iglesias ha destacado que en una parte del Gobierno existe «cobardía» al no defender al departamento de Igualdad, a diferencia del presidente, Pedro Sánchez, que sí mostró ayer su apoyo a la normativa. Además, la líder de la formación y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, se ha pronunciado de nuevo en Twitter sobre esta polémica y ha sentenciado que «no hay ninguna laguna» en esta ley, compartiendo para ello una tribuna con esa misma posición del jurista Manuel Cancio en El País.