Vacunación en España contra la COVID. | Europa Press

17

España ha aprobado este jueves administrar la tercera dosis de la vacuna a los mayores de 18 años y fijar en 2,94 euros el precio máximo de los autotest de antígenos, que, como sucede hasta ahora, solamente se podrán adquirir en farmacias. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha dado cuenta de estas dos decisiones en una rueda de prensa ofrecida en el Ministerio de Sanidad tras reunirse, por un lado, la Comisión de Salud Pública y, por otro, la Comisión Interministerial de los Precios de los Medicamentos, órgano colegiado del Ministerio de Sanidad del que forman parte otros ministerios y las comunidades autónomas.

Darias ha informado de que la Comisión de Salud Pública, que reúne a técnicos del Ministerio y de las comunidades autónomas, ha autorizado ya la administración de una dosis de refuerzo de la vacuna a los mayores de 18 años. Además, ha acordado reducir el tiempo de espera entre la segunda dosis y la tercera, que pasa de los 6 meses a cinco, una medida que -ha precisado Darias- va en la línea «de lo que están haciendo países del entorno» y responde a las «evidencias» de que entre los 5 lo los 10 meses «empieza a disminuir la efectividad» de la vacuna.

En adelante, según la ministra, quienes se hayan infectado tendrán que dejar pasar cuatro semanas antes de recibir la tercera dosis, siempre que se cumpla también la premisa de que hayan pasado 5 meses desde que se recibió la dosis de refuerzo.