El espectacular deportivo de la firma alemana batió el anterior récord. | Mercedes-Benz

El piloto de carreras y embajador de la marca AMG Maro Engel rebajó en ocho segundos el anterior récord conseguido en la categoría de vehículos de producción homologados para carretera, así como en la categoría de superdeportivos en la pista del autódromo Nürburgring-Nordschleife con el Mercedes AMG One.

El tiempo empleado, que fue medido oficialmente ante notario, fue de 6:35,183 minutos para completar una vuelta al circuito de 20,832 kilómetros.

«Estoy orgulloso de todo el equipo de AMG, de todos los que han participado en este proyecto. Los distintos departamentos de Affalterbach, así como nuestros compañeros de HPP en Brixworth, que nunca se rindieron y siguieron impulsando el sueño de este vehículo. Este éxito es la merecida recompensa a su duro trabajo. Aunque el AMG One se encuentra más a gusto en un circuito de Gran Premio que en el Nordschleife, hemos seguido con la esencia de este proyecto dando un paso más allá. Somos los primeros en afrontar el reto de rodar en Nürburgring con un superdeportivo. Eso es también lo que hace que este proyecto sea tan único y estoy muy contento con este fantástico tiempo de vuelta», dijo Philipp Schiemer, presidente del Consejo de Administración de Mercedes AMG GmbH.