Las autoridades de Indonesia rebajaron este domingo desde 174 hasta 125 la cifra de muertos a raíz de los graves disturbios tras un partido de fútbol en la isla de Java, mientras que aumentaron el número de heridos hasta 323. La Policía Nacional explicó que la discrepancia de los datos se debió a «un error en el registro» en los hospitales que atendieron a las víctimas, según dijo a los periodistas el jefe del equipo médico de la Policía, Nyoman Eddy.

Eddy agregó que los 125 fallecidos, entre ellos dos policías, han sido ya identificados, mientras que «el número de víctimas lesionadas es de 323 personas» La de anoche ya está considerada la segunda tragedia más grave de la historia del fútbol mundial. La tragedia ocurrió en un duro enfrentamiento entre hinchas y la Policía, que usó gases lacrimógenos tras el partido disputado la noche del sábado en el estadio Kanjuruhan de la ciudad de Malang, cuando unos 3.000 aficionados del equipo Arema irrumpieron en el campo tras la derrota 2-3 sufrida ante el Persebaya Surabaya.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, ha dado orden de suspender todos los partidos de la liga nacional hasta que no se aclare lo que ha descrito como una «verdadera tragedia humanitaria». «Esto no se puede repetir en el futuro», ha añadido el mandatario durante una comparecencia ante la nación. «Pido a las fuerzas de seguridad, y muy especialmente a la Jefatura de Policía, que investiguen inmediatamente lo que ha ocurrido», ha manifestado. Por su parte, la Federación de Fútbol indonesia (PSSI) ha manifestado que «lamenta las acciones de los fanáticos» y ha informado de que ha formado un equipo de investigación que se ha trasladado hasta la ciudad de Malang donde se sitúa el estadio. Además, la PSSI ha señalado que apoya a la Policía en la investigación del caso y ha asegurado que este incidente «está manchando la cara del fútbol indonesio». «Por el momento, detendremos la competición de la Liga 1 2022/2023 durante una semana. Además, el equipo Arema FC tiene prohibido ser anfitrión por el resto de la competición esta temporada», ha señalado la federación en una nota de prensa.

Indonesia tiene previsto albergar la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA en mayo y junio del próximo año. También son uno de los tres países que se postulan para albergar la Copa Asiática del próximo año, el equivalente continental de la Eurocopa, luego de que China se retirara como anfitriona. (Reportaje de Stefanno Sulaiman y Stanley Widianto en Yakarta, Tommy Lund en Gdansk. Editado en español por Juana Casas y Luis Jaime Acosta)