Viajeros con un perro cruzan la fronteraen el puesto de control fronterizo Verkhny Lars - Zemo Larsi. | Reuters

La región rusa de Osetia del Norte ha introducido un régimen de alerta elevada en varios distritos del territorio y ha restringido la entrada de vehículos ligeros ante los miles de rusos que intentan cruzar a Georgia por el paso fronterizo de Verjni Lars para evitar ser movilizados. El gobernador de Osetia del Norte, Serguéi Meniailo, firmó un decreto para introducir a partir de este miércoles el régimen de alerta en cuatro distritos, incluido el de la capital de la región, Vladikavkaz, según la agencia oficial rusa TASS.

Además, pidió a las administraciones municipales de estas localidades crear sedes operativas para prevenir la amenaza de emergencias en sus territorios, de manera que organicen alimentos, calefacción, lugares de descanso y recreo y establezcan condiciones sanitarias y higiénicas adecuadas en los lugares donde se acumulan los vehículos en la carretera entre Vladikavkaz y Verjni Lars.

Según el ministerio del Interior norosetio, 4.960 vehículos esperan en la frontera entre Rusia y Georgia, incluidos 3.600 automóviles. Por eso las autoridades de la república decidieron también restringir la entrada de coches al territorio, salvo si tienen matrícula de Osetia del Norte, Osetia del Sur y Georgia, según el decreto de Meniailo.

El decreto aclara que las restricciones no se aplican a las personas que cruzan a pie el paso fronterizo. Osetia del Norte instaló hoy allí un punto de movilización, donde se entregan citaciones a aquellos rusos que son llamados a unirse a las filas del Ejército para combatir en Ucrania. El Ministerio para Situaciones de Emergencia de la república ha establecido además un módulo médico en la frontera.