El presidente de Estados Unidos Joe Biden. | KEVIN LAMARQUE

1

Estados Unidos acusó este viernes a Rusia de «trabajar activamente» para crear un pretexto con el fin de invadir o entrar en Ucrania. El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo en una rueda de prensa que tienen información de que Moscú ha posicionado a un grupo de efectivos para orquestar una operación con vistas a crear un pretexto para entrar en suelo ucraniano. Kirby indicó que esa supuesta operación rusa sería lo que se denomina en el argot militar estadounidense de «bandera falsa», es decir, una operación «diseñada para que parezca un ataque contra ellos (los rusos) o su gente, o gente que habla ruso en Ucrania, como una excusa para entrar» en Ucrania.

En paralelo, el portavoz destacó que Washington dispone de indicios de que «actores de influencia rusa» han comenzado difundir provocaciones falsas por parte de Ucrania, tanto en medios estatales como en redes sociales. para «intentar justificar por anticipado algún pretexto para una incursión». Kirby afirmó que no es la primera vez que EEUU ve a Rusia actuar de esta manera y aclaró que cuando Washington habla de «operativos rusos» que preparan un pretexto para entrar en suelo ucraniano se refiere a «una mezcla de individuos dentro del Gobierno ruso».

Estos operativos pueden ser desde agentes de los servicios de inteligencia y de seguridad hasta incluso soldados, «a menudos son híbridos», apuntó Kirby. A una pregunta de los periodistas sobre si el presidente ruso, Vladímir Putin, estaría al tanto de estas maniobras, el portavoz estadounidense opinó que «es difícil que este tipo de actividades se hagan sin el conocimiento o sin el visto bueno de los niveles más altos del Gobierno ruso». Pese a estas acusaciones de EE.UU., Kirby señaló que Washington no cree que Putin haya tomado ya la decisión de atacar Ucrania y manifestó el deseo del Ejecutivo estadounidense de que «la diplomacia prevalezca»: «La Administración no está dispuesta a abandonar los esfuerzos para resolver esto diplomáticamente», aseguró. Aun así, reiteró la advertencias a Rusia de que «habrá consecuencias graves si hay otra incursión» en Ucrania.

Estados Unidos ofrece asistencia militar a Kiev y actualmente hay en Ucrania unos 200 efectivos de la Guardia Nacional de Florida (EE.UU.) -un cuerpo militar en la reserva-, que están en una misión de entrenamiento. «Se encuentran en una misión rotatoria de asistencia y asesoría. Es algo que hemos estado haciendo durante varios años», detalló Kirby, quien no quiso aclarar el futuro de esos efectivos en caso de una eventual incursión rusa. Washington hizo estas acusaciones contra Moscú tras una intensa semana de reuniones en Ginebra, Bruselas y Viena en la que representantes rusos han mantenido encuentros con responsables estadounidenses, así como de la OTAN y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que han arrojado escasos resultados.